domingo, 16 de febrero de 2020

¿Cómo saber si es posible encontrar un equilibrio, cuando las flores todas inmarchitables, han perdido lucidez?






9




Hoy
quiero que el día
sea un hombre predispuesto
a rehacer una vida que gozó
como un bosque
desesperadamente frondoso
y en esa belleza ineludible
sacudir ordenadamente
cada rasguño
sin arrancar tristeza
                               al dolor
quizá un poco de angustia
y una lagrima simbólica
nada más
las palabras en mis versos
deben mantener
un mecanismo indefenso
una misión apacible
e ingenua
alejada de esa inconciencia
que el hombre cultiva
con inmensísimo empeño.

Una disidencia es lo que busco
               entre
el amor que he sentido
y el amor que ha ido pausadamente
revolviéndose en tempestad…
¿cómo saber si es posible encontrar
un equilibrio, cuando las flores
todas inmarchitables
                                 han perdido lucidez?
todo
absolutamente todo en esta autobiografía
es una falta de reflexión que desquicia
                                                            el fracaso
y hay quienes
a pesar de amar sin medida
sin temor a perder
la grandeza de un corazón irracional
                                                          fracasan.

Ahora empiezo a entender
después de tantos versos
que mi vida llegó tarde a la tuya
esa es la verdad
una verdad palpable
indeseable, también  
como un atardecer
frente a un cielo cubierto de nubes plomizas
pero
agradezco esa pequeña clarividencia
no sólo soy corto de miembro viril
en muchos temas voy justito
aunque
en una flor no todos sus pétalos
se marchitan a la vez
y es ahí donde debo hallar
nuevos azulejos
y realizar un embaldosado andaluz
a mi nueva vida.

Además de este inmarcesible designio
has logrado el odio
universal
de aquellas personas que aún siguen a mi lado
bueno, quizá la palabra “odio”
es un tanto gigantesca
mejor la cambiamos por
antipatía o enemistad
eso, al menos quiero que sea así
si te odian, desde luego no los voy a culpar
pero eso sí
voy a hacer todo lo que este a mi alcance
para que eso cambie
nunca el odio puede ser más grande que el amor
y esta frase de Víctor Hugo
no puede tener más claridad:
“cuanto más pequeño es el corazón
más odio alberga”

Decía que yo había llegado tarde a tu vida
cuando lo hice
tú tenías una vida resuelta
es decir
un trabajo, un hijo, un fracaso matrimonial
un amante y otro y después, amantes de una noche
y amantes de otros amantes
incluso eras amante de tu ex marido
aquel que te dejó por una chica muy jovencita
las vueltas que da la vida
pero ese es un tema
para una novela de brillantes giros
y escenas absurdamente racionales
lo que intento demostrar
es, cuando se jodió el Perú
perdón, esa es otra novela
el verdadero y estremecedor motivo
de todo este asunto
no es que yo llegué tarde a tu vida
es que tú llegaste tarde a la mía.

Esa es la inmoral e impasible
e imperdonable verdad
y sé también que todo eso no cambia nada
el imperio del amor
es indestructible
como el recuerdo
de aquel día cuando abrí tus muslos
por primera vez
para lamer tus labios
en el parking
de un centro comercial muy conocido.

Toda esta sinfonía desesperadamente
hermosa
no es un mal sueño
ni un doliente reproche
la vida sigue
y mañana cuando el escayolista
me quite el yeso
le voy a pedir
que me lo ponga en el corazón
es hora de que mis latidos
tengan la dureza
como un poema
expuesto bellamente
en un florero percudido.

Decía antes que el odio
nunca debe ser más grande que el amor
en mi caso, es así
te he amado demasiado
que nadie ni nada
puede causar ese odio, un odio
que empobrece
el corazón del que odia
y sólo los débiles
los que no conocen el verdadero amor
odian
además, son capaces de odiar con naturalidad
y eso es un acto que alberga
la mayor amargura
cuando se llega a la vejez.

El amor no es sólo amar
tu amor, por ejemplo
en estos veinte años
fue una constante dedicación
me diste todo lo que un hombre necesita
para contemplar el futuro sin miedo
desde mis estudios
hasta calmar la sed de mis tormentos
fuiste amiga, madre, psicóloga…
si un genio apareciese ahora mismo
con toda su parafernalia
y me ofrece un deseo
¿sabes que le pediría?






JML